Devoluciones gratis.
Envío gratuito para pedidos superiores a 69 €

Politica de reembolso

Lea todas las regulaciones que rigen el derecho a devolver un producto.
 
A quién se aplica
El derecho de desistimiento no cubre a todos los compradores. La primera limitación es su aplicación solo a los consumidores. A pesar de los intentos anteriores de interpretar este término de manera amplia, ahora se establece que con este término es posible identificar solo a la persona física que actúa fuera de su actividad profesional. El Código Civil, de hecho, lo designa así:“el consumidor es la persona física que actúa con fines ajenos a cualquier actividad empresarial o profesional que realice” (art. 1469 bis). Básicamente, las empresas y los profesionales con número de IVA no pueden hacer valer el derecho de desistimiento de las compras realizadas en esta capacidad.
 
Cuando se aplica
Además, debe registrarse una limitación adicional con respecto a las oportunidades de venta para su aplicación. De hecho, esta posibilidad se da únicamente para las compras realizadas a distancia (incluidos los casos de comercio electrónico) y para las estipuladas fuera del local comercial. En estos casos, el legislador ha decidido identificar las condiciones de debilidad del consumidor en el momento de la conclusión de la compra, y por ello ha decidido garantizarlo otorgándole este derecho. Por tanto, es recomendable evaluar detenidamente el momento final de la compra. De hecho, una compra en línea también se puede limitar al pedido, con la compra real enviada a un punto de venta físico, donde la mercancía se puede recoger de inmediato. En estos casos, la compra se concluye en una tienda, por lo que se salta la posibilidad de hacer valer el derecho de desistimiento.
 
Las exclusiones
El derecho de desistimiento de las ventas realizadas a distancia no se puede aplicar en estos casos:
a) Para la prestación de servicios cuya ejecución haya comenzado, con el consentimiento del consumidor, antes de la expiración del plazo de siete días.
b) para el suministro de bienes o servicios, cuyo precio está vinculado a fluctuaciones en las tarifas del mercado financiero que el proveedor no puede controlar.
c) para el suministro de bienes hechos a medida o claramente personalizados o que, por su naturaleza, no puedan ser devueltos o puedan deteriorarse o caducar rápidamente.
d) para el suministro de productos audiovisuales o software informático sellado, abierto por el consumidor.
e) para el suministro de periódicos, publicaciones periódicas y revistas.
f) para servicios de apuestas y loterías.
Es evidente que los escollos pueden ocultarse en el pronóstico indicado en el punto c). Los productos hechos a medida son los que efectivamente se fabrican ad personam:obviamente, la elección del color de los productos, por ejemplo, no es tal, ni el bien que resulta de la combinación de varias piezas estándar. Los productos personalizados son, por ejemplo, medallas o brazaletes grabados con nombres o fechas de nacimiento, pero no aquellos con un nombre personal preimpreso. Por último, las mercancías que no pueden devolverse o que corren el riesgo de deteriorarse son fundamentalmente productos alimenticios.
Por supuesto, los diferentes acuerdos entre vendedor y comprador también son válidos con respecto a las categorías mencionadas de a) af) si se trata de una mayor protección del comprador.
 
El retiro real
El derecho de desistimiento puede ser ejercido por el consumidor en cualquier caso de contrato a distancia, sin penalización y sin obligación de especificar el motivo. En lo que respecta a la compra de bienes, este derecho se ejerce dentro de los diez días hábiles siguientes a la recepción de la carta por carta certificada o incluso por fax o telegrama (siempre que se confirme por carta certificada dentro de las 48 horas). Para el cómputo de los días, se considera ejercido al momento de enviar la carta certificada. Este plazo de diez días pasa a ser de tres meses si el proveedor no ha cumplido con las obligaciones de información previstas por el Decreto Legislativo 185/99.
En el caso de prestación de servicios, el derecho de desistimiento no podrá ejercitarse en el caso de suministro iniciado antes de los diez días. Obviamente, se permiten diferentes acuerdos (más favorables al consumidor) e igualmente obviamente el consumidor debe haber dado su consentimiento para anticipar el inicio del servicio.
 
Costos
El comprador que ejerce el derecho de desistimiento tiene derecho a la devolución del importe total de la compra. Los gastos de envío también deben ser reembolsados si están incluidos en el precio, mientras que si se han cobrado por separado y con la indicación correspondiente, no tendrán que ser reembolsados. Sin embargo, el minorista no puede cobrar al comprador ningún cargo adicional (ni siquiera los costos bancarios de cualquier pago). Solo los gastos de envío para la devolución de la mercancía corren a cargo del comprador. El vendedor tiene 30 días para reembolsar al comprador.
 
El retiro ya ha sido entregado
En el caso de que los bienes ya hayan sido entregados, el consumidor está obligado a devolverlos o ponerlos a disposición del proveedor (o de la persona que éste designe), según los métodos y tiempos previstos en el contrato. Sin embargo, estos métodos o tiempos no pueden suponer ninguna penalización para el consumidor. Por tanto, el plazo no puede ser inferior a diez días y la única condición obligatoria es la integridad sustancial de la mercancía (es decir, que se haya conservado y posiblemente utilizado con la diligencia normal). Básicamente, el derecho de desistimiento no puede estar limitado por cláusulas contractuales impuestas por el vendedor. Por ejemplo, por tanto, se prohíbe imponer condiciones como la identificación del bien, su devolución en el embalaje original o sin abrir el embalaje, la compilación de un formulario particular o el pago de gastos administrativos por el manejo del expediente.
 
Suministros no solicitados
El decreto antes mencionado también se ocupa de las llamadas ventas agresivas, protegiendo al consumidor. El artículo 9 menciona expresamente:“el consumidor no está obligado a realizar ningún pago en caso de suministro no solicitado. En cualquier caso, la falta de respuesta no significa consentimiento". De esto se deduce que en el caso de activación de servicios de Internet no solicitados, el consumidor no está obligado a pagar ninguna suma al proveedor de servicios. Es posible el envío de mercancías o la activación de servicios de forma gratuita como muestras de producto o regalo, pero en ningún caso se puede solicitar un pago por esta operación, ni siquiera en un tiempo diferido, ni se imponen restricciones al consumidor. Su silencio a la hora de solicitar el pago es completamente irrelevante. La misma práctica se considerará válida en el caso de un suministro diferente al acordado o un suministro defectuoso.
 
La obligación de este derecho
Los vendedores están obligados a cumplir estrictamente con esta legislación y a mencionarla en cada operación de venta. De hecho, el derecho de desistimiento es inalienable y cualquier acuerdo que contrasta con las disposiciones descritas es nulo y sin valor. Las penas para quienes incumplan estas obligaciones pueden llegar hasta los 10.000 euros (sin perjuicio de que se recurra a la justicia penal si se dan los extremos). Para cualquier disputa, la jurisdicción territorial es del juez civil del lugar de residencia o domicilio del consumidor, si se encuentra en el territorio del estado.
domingo,lunes,martes,miércoles,jueves,viernes,sábado
enero,febrero,marzo,abril,mayo,junio,julio,agosto,septiembre,octubre,noviembre,diciembre
No hay suficientes ítems disponibles. Solo quedan [max].
Bolsa de compras

Tu bolsa de compras está vacía.

Volver a la tienda

Agregar notas a la orden Editar notas de la orden
Agregar un cupón

Agregar un cupón

Tu código de cupón se aplicará en el checkout

Español

elige tu idioma